Buscar
  • MIW group México

Negocia como un Vaquero


Por Guillermo Iglesias Arroyo


En el año 1960 ocurrieron grandes hechos históricos y solo por nombrar algunos, Fidel Castro nacionalizaba las empresas en Cuba, varias colonias francesas como Camerún, Congo y Costa de Marfil lograban su independencia y en México era inaugurado el emblemático Estadio Jalisco. Pero les quiero platicar acerca de una gran lección que nos enseño un hombre llamado Clint Murchison Jr, en este momento la gran mayoría no sabe quién es pero les aseguró que nunca se les olvidará el nombre, especialmente a todos los aficionados de los Vaqueros de Dallas.

Y es que fue en ese año cuando la entonces NFL con solo 12 equipos en su haber, votó en Miami Beach la inclusión de 4 franquicias más, Minnesota, San Luis, Miami y por último Dallas. Solo para darles un poco más de contexto, la liga estaba con las alarmas encendidas por que Lamar Hunt y Bud Adams, un par de empresarios petroleros habían anunciado la creación de una nueva liga, la Liga Americana de Football. Aunque en ese entonces la NFL gozaba de la preferencia del público estadounidense, este par de magnates tenía la fuerza económica y política para ganar mercado y posicionarse rápidamente, cómo sucedió años después y por ende ambas ligas se unieron y dieron vida a la NFL que conocemos ahora, con dos Conferencias la Americana y la Nacional.

Pero regresemos a Clint Murchison Jr., pues resulta que este personaje es el dueño fundador de los entonces Rangers de Dallas, quienes posteriormente cambiarían su apodo a Vaqueros, y quien tuvo una maniobra fantástica para fundar su equipo.

Murchison Jr. fue hijo de un empresario petrolero y de bienes raíces muy acaudalado, también fue un gran piloto de la Fuerza Aérea americana que participó en la segunda guerra mundial y un destacado egresado de MIT, donde obtuvo promedio de 10 en su Maestria de Matemáticas.

Pero la brillantez de este personaje en el mundo de las tackleadas y que recordaremos para siempre, llega cuando al querer participar en el negocio del football americano profesional, hace una oferta para comprar a los Redskins de Washington en 1958.

La negociación estaba apalabrada, como diríamos coloquialmente, los Redskins se mudarían a Dallas a cambio de USD$600,000 y con la condición de que el entonces dueño, George Preston Marshall dirigiera el destino del equipo por 5 años. Murchison Jr. estaba de acuerdo y la mesa estaba puesta. Pero a veces hay mas honor en negociaciones del mercado de la colonia, que entre las más altas esferas de la sociedad, y es que cuando se preparaba la documentación correspondiente, Marshall exigió que no dejaría el puesto hasta 10 años después de la venta, es decir, el doble del acuerdo previo.

Pero espérense y sigan leyendo porque todavía se pone mejor, y aquí les hago la primera pregunta:

¿Qué hubieran hecho ustedes en el lugar del millonario Murchison Jr. al recibir esta sorpresita?

Pues les platico que su respuesta fue…¡Díganle que se vaya al carajo!...Estimados aficionados de los Vaqueros y de los Redskins, así fue como empezó el odio entre dos equipos cuando uno de ellos aún ni existía.

Y viene lo mejor, Murchison Jr. siguió buscando su franquicia a como diera lugar y tenía gente importante como aliados, entre ellos Pete Rozelle, quien años después fuera Comisionado de la Liga y el ilustre George Halas, el dueño de los Osos de Chicago, quién le dio una ayudadota para llegar en 1960 a la votación, así que mis queridos Vaqueros, si tienen un amigo Oso es momento de mandarle un mensaje de amor.

Y estamos a punto de llegar al gran día, pero es muy importante que conozcan un detalle más. Aprovecho para ahora preguntarles,

¿Qué hubieran hecho en el lugar de George Preston Marshall?

Pues el decidió preparar su venganza, desde 1958 y hasta Enero de 1960 Marshall se convirtió en el detractor de Murchison Jr. y se opuso permanentemente a que Dallas tuviera una franquicia, el entonces dueño de los Redskins tenía un peso importante en la NFL y para que un equipo se incorporara al club de los millonarios del ovoide, necesitaba reunir al menos 10 de los 12 votos existentes.

Murchison Jr. no necesitaba poner a prueba su 10 en Matemáticas para saber que uno no estaría a su favor y faltaba ver quienes más se le sumarían y es que la venganza se estaba cocinando, porque tanto Marshall como Violet Bidwell, la dueña de los hoy Cardenales de Arizona, votarían en contra. Aquí les diría a los fans de los Vaqueros que mensajearan a algún amigo Cardenal, pero dudo que alguien tenga alguno.

En fin, el dueño de los futuros Vaqueros de Dallas operó exitosamente en conjunto con sus aliados los votos necesarios, pero faltaba una pieza en el rompecabezas y resulta que la encontró. Un mes antes de la junta en Miami, Barnee Briskin quien fue el director de la orquesta de los Redskins y quien compuso en conjunto con Corinne Griffith, esposa de George Preston Marshall, la canción de guerra que hasta ahora se toca en los juegos de Washington llamada “Hail to the Redskins”(la pueden escuchar en el link al final del blog), le vendió los derechos de la canción a Murchison Jr. por USD $2,500 y es que poco tiempo atrás, Marshall despidió a Briskin y se divorció de Griffith, así que parecía que todos querían venganza.

Un mes antes de la junta y con los derechos de la canción en su poder, Murchison Jr. le hizo una llamada a Marshall y le dijo que a partir de ese momento quería saber cuando su canción fuera tocada en los juegos de los Redskins, porque no podría hacerlo sin su permiso o sería demandado.

Finalmente, el acuerdo se conjuró, Marshall le dijo a Murchison Jr. que el tendría su voto a favor a cambio de que le vendiera los derechos de la canción por los mismo USD $2,500 que le había costado y el texano accedió, el rompecabezas estaba completo.

Así es como los vaqueros de Dallas obtuvieron una votación de 11 equipos a favor con una abstención de otro equipo que no fueron los Redskins, fueron aceptados en la liga y ya sabemos la historia desde entonces.

Ahora saquemos el football de esta historia y pensemos en aquellas variables que hicieron exitoso a Murchison Jr., ¿Qué fue lo que más le ayudó? ¿Qué competencia o habilidad llevó al máximo para tener éxito? ¿Cuál de esas habilidades tienes tú y como la utilizas cuando te encuentras en una negociación en tu trabajo o escuela?

Hoy los Vaqueros de Dallas festejarán 60 años de existir y es el equipo más valioso del mundo de los deportes de acuerdo a Forbes, la franquicia está valuada en 5 billones de dólares. Por su parte, los Redskins están a punto de cambiar su nombre por controversias racistas y yo me pregunto…¿Qué sería hoy si Marshall hubiera cambiado la canción que ya no van a poder tocar?

Muchas gracias por el tiempo de tu lectura y recuerda…suavecito con la izquierda y firme con la derecha.

Desafía el poder de tu talento.

Escucha la canción https://www.youtube.com/watch?v=_1zJeGf-gpc

Bibliografía “The last cowboy” a life of Tom Landry, Autor Mark Ribowsky

Foto aparece Don Meredith, por George Wright

234 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo