top of page
Buscar
  • Foto del escritorMIW group México

La mala fama del feminismo

Por Regina Sánchez Moreno


Se acerca nuevamente el 08 de marzo, Día Internacional de las Mujeres y aunque temas relacionados al género deberían tocarse más seguido, sin duda es una excelente ocasión para tener la atención de la audiencia.



Hoy más que nunca es necesario poner sobre la mesa el feminismo debido a la pésima fama que le han creado algunos miembros de nuestra sociedad. Según la definición de la Real Academia Española el feminismo se entiende como “principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre”. Existe una inmensa confusión de que los hombres son los malos de la historia y equívocamente se ha generalizado el comportamiento de algunos de ellos, cuando en realidad, la problemática va más allá.

No es novedad que vivimos en un país machista y aunque hemos visto avances en las últimas décadas, el sistema continúa frenando la evolución de nuestra sociedad, con mayor foco en todo lo relacionado al trabajo y a la economía de México.

Además de la brecha salarial ligada a la falta de mujeres en puestos de liderazgo, existe otro obstáculo que imposibilita que hombres y mujeres gocen de las mismas condiciones laborales. En los últimos años, se han escuchado propuestas de políticas públicas con perspectiva de género.



Pero hablemos de la más reciente de ellas, la licencia menstrual. Dicha medida implicaría 2 días de incapacidad con goce de sueldo para personas menstruantes, incluyendo a personas cisgénero, hombres transexuales, personas no binarias e intersexuales.

En principio, es esperanza y alivio para las personas menstruantes, porque tener una menstruación digna, va mucho más allá de tener acceso a tampones y toallas sanitarias, que ya es un privilegio puesto que muchas personas carecen de condiciones higiénicas para gestionar su menstruación. Sin embargo, existen 3 barreras que nuevamente nos ponen en situación de desigualdad.


  1. Se plantea que para tener acceso a la licencia menstrual, un médico certificado del IMSS o ISSSTE debe certificar el padecimiento de dismenorrea, del cual existen dos tipos: dismenorrea primaria que es básicamente el dolor menstrual y dismenorrea secundaria que es dolor menstrual por endometriosis, miomas o enfermedad inflamatoria pélvica. En resumen, es necesario acudir a uno de estos centros de salud pública, esperar a ser atendida con malestar pélvico, sin seguridad alguna de obtener el certificado médico.

  2. Estará en las manos del médico certificado decidir si el padecimiento de la persona menstruante amerita obtener la licencia. ¿Cómo medir el dolor y cómo decidir si los síntomas son suficientes para inhabilitar a una persona a cumplir con su trabajo?

  3. Y finalmente, el impacto que dicha licencia tendrá en las empresas. Al momento de reclutar candidatos, la licencia menstrual pondría en duda la contratación de personas menstruantes puesto que es una situación que viven una vez al mes y podrían solicitar la licencia en múltiples ocasiones.

Hoy más que nunca es necesario que las empresas reconozcan y visibilicen este tipo de situaciones. Y no olvidar que el feminismo y la menstruación no son temas “sólo de mujeres”, son temas de todos. Por ello, te invito a poner en práctica las siguientes 3 acciones, seas hombre, mujer, transexual, no binario, entre otros:


  1. Infórmate y cambia tu mentalidad. Hagamos consciencia de la problemática y de lo que está pasando alrededor de ella.

  2. Cuestiona la propuesta de licencia menstrual y pide la opinión de personas menstruantes. Si no menstruas, te podrá ayudar a conocer mejor el tema y si menstruas podrás compartir y escuchar otras perspectivas.

  3. Genera el cambio dentro de tu contexto y tus posibilidades. Busca la forma de hacerlo posible, hay pequeñas acciones que hacen la diferencia.

El poder de hacer esta sociedad una con igualdad de oportunidades para todos, todas y todes, está en nosotros.


“Una persona feminista es cualquiera que reconozca la igualdad y la plena humanidad en mujeres y hombres”. Gloria Steinem

59 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page