Buscar
  • MIW group México

El pico de tu curva

Actualizado: 16 de jun de 2020

Por Jürgen Brandenstein Ferreyra


El tiempo pasa y nuestras expectativas crecen, el regreso presencial a nuestras ocupaciones y el deseo por convivir con nuestros compañeros de equipo en nuestro contexto también, y no es menor el deseo de poder retomar nuestra vida diaria como la conocemos.


Pero, ¿qué tan cierto es todo lo que escuchamos acerca de una nueva normalidad?

Estoy casi seguro que te preguntas lo mismo que yo me pregunto todos los días desde este escenario: ¿Cómo será este regreso? ¿Será como otro día común para nosotros? ¿Adónde llegaremos con nuestro desempeño? ¿El desarrollo de mi carrera se frenará? Existe la posibilidad que no sea así, a pesar de que nos hemos preparado y trabajado en nuestro rol, los escenarios adversos y desconocidos son totalmente independientes a nuestros deseos y motivación.


La fecha se acerca y es tiempo de prepararnos para los escenarios que podemos enfrentar.

Quiero hablarte un poco de la inteligencia emocional y el papel fundamental que desempeña en nuestro mundo corporativo/deportivo. Es la manera en la que controlamos nuestras emociones a nuestro favor y creamos un pico en nuestra curva de desempeño. La inteligencia emocional es algo que siempre escuchamos y lo relacionamos directamente con un rasgo de la personalidad que no podemos cambiar o desarrollar; sin embargo, es una competencia que se puede desarrollar a través de bastantes herramientas, ya sea con una mejora continua individual o una retroalimentación mediante tus entrenadores o mentores en el ámbito en el que te encuentres.


A lo largo de nuestra trayectoria hemos tenido la oportunidad de observar cuáles compañeros de nuestro equipo cuentan con esta habilidad más desarrollada que otros, en la manera en la que reaccionan ante un momento crucial que pueda brindar un “gatillo emocional” inesperado o un reto lleno de adversidad para el equipo y, definitivamente el escenario que viviremos es un reto interesante para todos, un correcto desarrollo de nuestra inteligencia emocional será nuestro principal aliado para regresar mejor que nunca.


Daniel Goleman en su libro “Inteligencia Emocional”, define en un cuadrante con pilares y las subcompetencias de mayor importancia para un desarrollo ideal, los cuatro pilares se definen en: autoconciencia, conciencia social, manejo de nuestras relaciones y el manejo de nosotros mismos.


Ante el regreso a nuestra "normalidad", debemos de aprovechar estos momentos para comprender las emociones que podemos sentir ante alguna situación no esperada (diferente rutina, impacto negativo en el desempeño, falta de motivación/optimismo). El contar con la oportunidad de entendernos a nosotros mismos e identificar los aspectos que pueden ser “enemigos” en nuestro desempeño tendremos la oportunidad de escoger que tipo de conducta queremos proyectar para mantener nuestro nivel de desempeño intacto en el campo/oficina, esto también nos brinda la oportunidad de gestionar nuestro liderazgo impactando positivamente en nuestros equipo como jugadores, colaboradores o coaches.


Al final del día estaremos unidos, esos momentos que tanto anhelamos están cerca y es nuestra responsabilidad llegar con una mejor versión lista para poner de nuestra parte creando confianza con tu compañero y brindando armonía ante este escenario que nos ha enseñado tanto.


Es momento que pensemos en nuestra curva de inteligencia emocional y tengamos bien identificado ese pico, porque a diferencia de la curva que revisamos todos los días en esta pandemia, la nuestra depende de nosotros y puede ser un aliado muy positivo en el desarrollo de nuestras carreras.


A continuación te dejo mis 5 recomendaciones y 3 acciones desarrollar tu inteligencia emocional y regresar con tu mejor versión:

1. Trata la inteligencia emocional como lo que es, una competencia que se puede desarrollar.

2. Identifica tus emociones y las emociones de los demás, recapacita en las diferentes emociones que sientes y el impacto de ellas en los demás.

3. Identifica qué situaciones son “gatillos emocionales”, el identificarlos te permitirá trabajar en responder y no reaccionar.

4. Acepta y controla tus emociones, aceptarnos como somos nos permitirá controlar lo que podemos influencias y dejar ir todo aquello que no.

5. Ayuda a tus compañeros a desarrollar su inteligencia emocional, eso incrementa el sentido de pertenencia y el logro de resultados colectivo.

Mis 3 acciones clave:

1. Mantén tu estrés bajo control: Mediante técnicas de relajación combinado con actividad física y una correcta planeación de tu día a día podrás mantener el estrés en un punto donde sea un potencializador de tu desempeño.

2. Mejora tus hábitos de descanso: El descanso es un factor esencial en el desarrollo de esta habilidad y no hablo de dormir más, es dormir de manera más eficaz a través de buenos hábitos.

3. Disfruta el viaje: Agradece y disfruta tu rol en el equipo muchas personas quisieran estar ahí haciendo lo que tu haces, no hay mejor motivación que trascender positivamente en ti y en los que te rodean.

250 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo