Buscar
  • MIW group México

“El Jordan de los entrenadores”


Por Jurgen Brandenstein Ferreyra


Tú al igual que yo, seguramente te has dejado atrapar por “The Last Dance”, la serie de Netflix que nos permite observar y comprender a fondo el legado de los Bulls de Chicago durante la década de los noventa y sobre todo, el impacto y la trascendencia de la carrera de Michael Jordan, que sin lugar a dudas, revolucionó el mundo del deporte.


No te voy a mentir, quiero platicarte muchos aspectos de la serie que captaron mi atención por completo, pero hoy solo me enfocaré en uno en especial.

¿Qué hay detrás del éxito en un equipo?

Ya sea deportivo o empresarial, los factores que rodean la eficiencia y cumplimiento de objetivos de cada uno de los integrantes me parece fascinante.


Phil Jackson, llega como entrenador a un equipo que contaba con el personal para pelear el protagonismo de la liga; sin embargo, no había podido establecer el éxito que tanto deseaban.


A lo largo de la dinastía de los Bulls, Jackson establece una cultura de empoderamiento y todo comienza a tomar forma cuando implementa el Triángulo Ofensivo, un sistema que le permite a cada jugador tener un impacto en la duela, sin embargo, fue criticado porque era un sistema anticuado, difícil de aprender y ejecutar, a pesar de las críticas el siempre fue fiel a este estilo ofensivo convirtiéndose en un punto clave de su éxito.


Siempre habrá críticas en tu forma de ser, estilo de “juego”, pero debes de confiar y ser genuino en lo que quieres brindar a cada miembro de tu equipo.


Otro ingrediente muy especial de la serie es que podemos ver la esencia de cada uno de los miembros de la organización de los Bulls, sus diferencias, virtudes y defectos que los hacían únicos en ese viaje trascendental. Jackson tuvo la atinada estrategia de respetar la autenticidad de cada miembro de su equipo y logró motivarlo y encontrando ese factor X que los hacía ir por ese “extra mile”.


Aunque respetaba la autenticidad, Phil era un fiel creyente de la unión y trabajar como uno, su frase “one breath=one mind” (un respiro=un pensamiento), refiriéndose a la dinámica grupal en donde los jugadores en una atmósfera tranquila sincronizan su respiración, esto nos refleja la importancia de la cohesión y sinergía grupal, la cual será fundamental ante la adversidad.


Los rituales y tradiciones en un equipo/organización son básicos para generar una cultura ganadora, Phil cultivó en sus jugadores rituales como la meditación, el círculo en la duela, nombrar a cada temporada con un nombre, entre otros.


Por último y a mi parecer, el factor más importante de esta cultura organizacional exitosa es la manera en la que Phil Jackson crea la importancia del proceso hacia el campeonato, él y todos los miembros de la organización tenían claro que ganar campeonatos se había convertido en una obsesión, por lo tanto cambió el enfoque hacia disfrutar el proceso, “The last dance”.


Estoy seguro que existen otros factores que causaron la trascendencia de la organización de los Bulls durante esa década, usemos a nuestro favor las lecciones y situaciones que vemos en esta magnífica serie.


“El liderazgo es un acto que requiere no solo conocer las leyes del juego, sino también un corazón abierto, una mente despejada y una curiosidad profunda acerca de las formas del espíritu humano". Phil Jackson

A continuación te dejo mis 5 recomendaciones y 3 acciones clave para llevar la cultura organizacional a su máximo nivel:


Recomendaciones:

1. Diseña el plan de liderazgo para cada miembro de tu organización: Cada jugador/colaborador tiene una personalidad distinta cultiva en ellos la importancia brindar un liderazgo efectivo a la mesa.

2. Deja tu ego a un lado: Enfócate en tu trabajo, mantén la visión grupal siempre al frente, no te empeñes en siempre tener la última palabra en todo ya que eso genera un impacto negativo en el liderazgo del equipo.

3. No impongas líderes: permite que el mismo grupo elija al mejor referente para ese rol.

4. Reta la naturalidad de tu equipo, no sus áreas de oportunidad : Si quieres elevar tu performance y el de tu equipo debes de trabajar sobre los puntos más fuertes primero.

5. Implementa tus tradiciones y rituales: invita a tu equipo a realizar rituales previos a un momento importante..

Acciones clave:

1. Lidera de adentro hacia afuera: Genera una cultura de liderazgo efectivo con base en tu personalidad comenzando desde el núcleo de cada miembro del equipo, generando virtudes y habilidades hacia el exterior del equipo.

2. Brinda un significado especial al “camino hacia el éxito”: Así como Phil Jackson nombraba a cada temporada de una manera diferente, nosotros podemos darle un significado especial a todo lo que hacemos esto hará que el camino al “objetivo” no se convierta en una obsesión.

3. No temas a un mal desempeño: Como una curva de aprendizaje, el desempeño de un colaborador puede disminuir por factores diversos, debemos de entender y apoyar a los miembros de nuestro equipo para que puedan recuperarse aún más fuertes y con una confianza potencializada.


392 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo