Buscar
  • MIW group México

Más allá de las victorias y los trofeos

Por Jürgen Brandenstein


Una tarde nublada de sábado en el año 2002, tuve la oportunidad de conocer al equipo que llevaría conmigo hasta ahora. Los Bucaneros de Tampa Bay disputaban el segundo juego de comodín ante las Águilas de Filadelfia.


El resultado: Los Bucaneros perdieron en un juego dominado por el equipo local.

La razón de ser el nuevo aficionado de los “Bucs”: Un raro atractivo por su logotipo y los uniformes que portaban, a mis 7 años fue una de las razones por las cuales comenzaba el maravilloso viaje en el deporte de las tacleadas.


En estos años han existido altas y bajas para los de Tampa Bay, siéndote sincero… más tiempos de adversidad que de éxito, hasta que un día en la temporada 2019, me di cuenta que mi sentido de identidad con los Bucaneros iba más allá de las victorias y los trofeos.


El actual entrenador en Jefe Bruce Arians , tomó el liderazgo del equipo de la bahía. Al investigar un poco más sobre él me di cuenta de la cultura organizacional única en la liga que comenzaba a implementar, este equipo tenía como estandarte principal una palabra: “diversidad”.


Esta semana en donde conmemoramos un precedente clave para nuestro crecimiento como sociedad, quiero hablarles de dos personas clave para el desarrollo organizacional del equipo:

Una es Lori Locust, ex jugadora de fútbol americano profesional comenzó como entrenadora a nivel universitario, logrando un crecimiento con base en talento y valores para posteriormente ser la actual entrenadora asistente del equipo. La otra, Maral Javadifar, estrella colegial en basquetbol, ha sido reconocida por su doctorado en mecánica corporal generando un impacto inmediato como entrenadora asistente de fuerza y acondicionamiento.


¿Qué tienen ellas en común? Fueron las primeras mujeres con un rol de tiempo completo en la NFL, siendo protagonistas en la preparación, desarrollo y desempeño de los jugadores que nos brindan un espectáculo de primer nivel. Sin lugar a dudas, es grato saber que cada vez rompemos más paradigmas y retos como estos tanto en el deporte como en el mundo laboral; no obstante, me gustaría que estas acontecimientos y logros no fueran noticia.

Actualmente aún nos enfrentamos con un viejo enemigo, las falsas creencias y paradigmas que nos hablan de una mujer con menos capacidades para puestos importantes como la alta dirección o roles desempeñados históricamente por hombres. Al reflexionar sobre nuestro día a día, nos podemos dar cuenta de pequeños actos inconscientes que hacen compleja la erradicación de las prácticas cotidianas, impactando negativamente a un gran aliado que tenemos para un mundo mejor, el empoderamiento femenino.


Cada vez es más común ver a mujeres que son agentes de cambio, en el rol que están desempeñando, rompiendo falsas creencias y desempeñando su mejor versión captando miradas a nivel mundial, aquí nace el reto más grande para nosotros.

Este tipo de situaciones deben de dejar de asombrarnos y volverse cada vez más cotidianas, el brindar oportunidades equitativas en roles clave, nos dará la oportunidad de generar calidad a través de la competencia, pero sobre todo nos hará empáticos aceptando perspectivas diferentes que aportarán en nuestro crecimiento como sociedad.


¿Cómo puedo generar un cambio desde mi rol? Contamos con diferentes herramientas que son aliados para este cambio anhelado desde nuestra conducta y pensamiento hasta la implementación de escenarios que erradiquen estas falsas creencias. ¿Qué acción vas a tomar en tu casa, escuela, equipo o lugar de trabajo para erradicar estos obstáculos que impiden el crecimiento integral de la mujer?


Observar a Lori y a Maral a nivel de cancha con mi equipo favorito dando indicaciones, me hace reflexionar acerca del éxito en cualquier equipo, triunfar va más allá de ganar un partido o conseguir los objetivos establecidos, el verdadero triunfo es gestionar el talento de tu equipo sin importar las barreras o paradigmas actuales. Las habilidades y el fit organizacional serán los únicos puntos clave para el éxito colectivo, que posteriormente generará un sentido de identidad único que te podrá llevar al campeonato.


En este caso, como sociedad nos encontramos en momento determinante para ser contendientes de la victoria más grande: una sociedad mejor.
67 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo